Ajuntament de Figueroles

¿Qué visitar?
   

¿Qué visitar?

Sus calles son bastante llanas y rectas con buen aspecto urbanístico y con agradables detalles como la abundancia de flores y plantas en algunas fachadas de sus casas, demostración del buen gusto de sus vecinos. Por dicho motivo se le concedió en 1972 el Premio Nacional Conde de Guadalhorce. Pasear tranquilamente por sus calles, beber en la fuente de la plaza el agua cristalina que mana por sus grifos directamente desde el manantial situado en el Barranco de la Miloca y visitar los Lavaderos Públicos (restaurados en 1985) nos transporta a un mundo de nostálgicas sensaciones.

En cuanto a monumentos podemos visitar la Iglesia Parroquial, dedicada a San Mateo. En ella todavía se conservan preciosos retablos de madera, pertenecientes a los siglos XVII y XVIII así como hermosos lienzos de diferentes épocas, restaurados en los últimos años por la Excelentísima Diputación de Castellón. La iglesia es de estilo renacentista, de amplia fachada y está compuesta de una sola nave de orden toscazo, fue construida entre 1640 y 1651 y restaurada entre 1993 y 2003. Su torre campanario de 25 metros de altura, fue construida en 1793 y restaurada en el 2003. Esta torre se encuentra anexa a la iglesia, es de planta cuadrada y termina en un gracioso remate de tejas de color azul y una artística veleta formada por un dulzainero tocando la dulzaina. Tiene un bonito reloj de sol con una interesante inscripción en valenciano, que hace referencia al mote que tienen los habitantes del pueblo: “Escalda-sants”.

Merece también mención especial la casa de la familia Villalonga, conocida popularmente con el nombre de Casa dels Col·legials, edificada en 1608, en su interior alberga una preciosa capilla oratorio con unos magníficos frescos pintados en 1726.

 

Paisajes

Tenemos hermosas vistas desde la zona de la Traguanta, donde se encuentran la Roca Naram y la Penya-roja. Dos preciosas atalayas desde donde se divisa la plana de Castellón y el mar. En su entorno podemos visitar diversas masías con sus correspondientes aljibes construidos con piedra seca. Especial mención merece el bonito Barranco de les Olles, en sus riberas abundan los pinos y las carrascas, en medio de dicho barranco tenemos un antiguo aljibe de piedra, formando una cueva natural, en su interior se recoge el agua que baja por dicho barranco cuando llueve. Es conocido popularmente como el Coco del Barranc de les Olles. También podemos visitar la Balsa del Conde de Aranda, situada en medio de un paso real, que une las tierras del Alcalatén con Aragón, en ella viven una familia de tritones, especie protegida por la Generalitat Valenciana. Abundan las sabinas y los enebros centenarios. También podemos visitar l’Abric de la Penya-roja, poblado ibero, perteneciente a la tribu de los ilercavones.

Podemos visitar las antiguas minas de yeso situadas en la partida del Agua Salada, llamada así porque en ella hay diversas fuentes donde brota agua que contiene bastante sal. Estas salinas ya se citan en el catastro de 1442, en ellas tenían derecho a pacer los rebaños de Llucena y Figueroles. De este modo se les suministraba sal a las ovejas y cabras, estos animales necesitan este mineral, para que gocen de mejor salud.

También podemos visitar el Molí Vell o molino del Conde de Aranda, documentado ya a finales del siglo XIV, pertenecía al Señor feudal del Alcalatén. Cerca de él tenemos un precioso y centenario Roble.

Subiendo por el camino medieval del Mas Vell, plagado de robles y pinos, nos encontramos con la Pedrerà, utilizada ya por los árabes para la construcción del dique del antiguo embalse de l’Alcora. Posteriormente de nuevo fue utilizada para la construcción del nuevo dique del embalse actual. Desde ella tenemos preciosas vistas del embalse de l’Alcora y del Castillo de l’Alcalatén. Podemos completar la visita atravesando el viejo túnel de la Huerta de Prats, construido en 1905. Finalizando la excursión subiendo a lo alto del Castellar, donde se encuentra un poblado ibero, y disfrutando de magnificas vistas del termino de Figueroles, donde podemos gozar viendo los olivos milenarios que todavía sobreviven al paso del tiempo.

 

Formulario de búsqueda

Site developed with Drupal