Ajuntament de Figueroles

Fiestas del pueblo
   

La vida y costumbres de los pueblos han sufrido transformaciones con el discurrir del tiempo. En Figueroles la gente todavía conserva intactas la gran mayoría de sus costumbres y tradiciones.

El calendario festivo empieza con la Plega del Reis el día 6 de enero. Esta celebración se remonta a mediados del siglo XIV; las familias del pueblo le ofrecen a la iglesia pastas y diversos regalos, que después se subastan en la plaza, todo lo que se recauda es para el mantenimiento de la iglesia local.

Alrededor del día 17 de enero se celebra la fiesta de San Antonio Abad cuando se bendice a los animales, se encienden hogueras y se reparte prim i rotllo, aguardiente y anís. El grupo de baile local representa la tradicional y antigua Danza del Prim. Después hay una cena popular y baile, a todos los asistentes se les obsequia con longanizas, butifarras, tocino y pan.

Desde hace algunos años, el viernes anterior a la fiesta, los jóvenes del pueblo organizan el Escalda-Rock. Un concierto de música actual y juvenil.

El día 2 de febrero se celebra la Candelaria y el día 3 San Blas. Se bendicen alimentos, sal y la típica Coca de San Blas. Cuando finaliza la misa se reparten caramelos bendecidos, San Blas es el protector de los males de garganta.

El sábado de Ramos se celebra desde 1603 la fiesta del Reservat, con ella los vecinos de Figueroles conmemoran la llegada del Santísimo Sacramento al pueblo y su constitución como parroquia independiente.

El lunes del domingo de Pentecostés se celebra la fiesta del Santísimo Cristo del Calvario, fiesta que viene celebrándose desde finales del siglo XVII. La religiosidad impregna sus calles con una multitudinaria procesión que sube desde la iglesia hasta la Ermita del Calvario,se cantan los gozos y se dispara un espectacular castillo de fuegos artificiales. Finaliza el emotivo acto cuando los numerosos devotos le besan los pies al Cristo.

El primer sábado de agosto tiene lugar la romería a pie a la Ermita y Castillo del Alcalatén, en recuerdo de sus raíces y en conmemoración de su independencia municipal en 1726.

El segundo sábado de septiembre se celebra la Cursa Ibérica que discurre por los parajes más bonitos del pueblo, está muy bien cuidada y toda señalizada. Dicha prueba deportiva está alcanzando gran popularidad entre los deportistas de elite y aficionados de toda la provincia de Castellón. Por la noche los jóvenes organizan nuevamente otro concierto musical, esta vez lo llaman el Figue-Rock.

Las fiestas patronales están dedicadas a San Mateo y las Sagradas Reliquias, se celebran todos los años el día 21 y 22 de septiembre. Hay gran variedad de espectáculos, bailes populares (entre ellos el Ball de l’Anguila), exposiciones, teatro, suelta de vaquillas por las calles, toros embolados, etc. Pero todavía perdura una tradición muy antigua, que es digna de ver y admirar, la plantada del Arc de Sant Mateu, que tiene lugar la noche anterior a la festividad del santo. Los jóvenes van por las huertas y los campos recogiendo toda clase de frutos y hortalizas que después le ofrecen al santo en un monumental arco formado por cuadro arcadas, que montan delante de la fachada de la puerta de la iglesia parroquial para que éste proteja sus huertas y campos de las tormentas dañinas y sobretodo del granizo

 

Formulario de búsqueda

Site developed with Drupal